gov

Navegación

Protegiendo la vida de los colombianos, el equipo INVÍAS, sinónimo de trabajo, ingenio y resiliencia

Tipografía

Bogotá D.C., 31 de enero 2021 (@InviasOficial). Familias, pasajeros y transportadores de la vía que comunica al municipio de Cajamarca (Tolima) con Calarcá (Quindío), aguardaron entre sus vehículos la orden de las autoridades de continuar con su camino. Pacientes, esperaron mientras que profesionales, técnicos, operarios de maquinaria y auxiliares trabajaron de manera permanente para estabilizar el sector crítico del talud de Bellavista, emergencia que sucedió el primero de diciembre 2020 y provocó el cierre del corredor para los vehículos particulares.

Allí, entre estos colaboradores, estuvo Ricardo García, quien se encargó de reportar diariamente los movimientos del material al centro de control del Sistema de Monitoreo Geotécnico. Todas las mañanas, con sus botas manchadas de barro, casco naranja, tapabocas y uniforme azul, subió la montaña para contar los movimientos de tierra por radio frecuencia. Sus ojos fueron testigos, minuto a minuto, de los trabajos que realizaron contra el reloj para proteger la integridad de los transeúntes. Allí, la astucia colombiana, el sentido común y la agilidad, primaban sobre la tensión que rondaba entre todos.

Jeison, otro de los colaboradores que estuvo al otro lado de la compleja montaña, recibía los informes de Ricardo e interpretaba las lecturas de 22 puntos ubicados en el cuerpo del talud de la montaña. Atento de cada detalle, se concentró en este “robot” que detecta la actividad milimétrica de los puntos para arrojar un panorama de movimiento cada 45 minutos al día.

Fotografía de trabajador del INVÍAS en la montaña.

Para los dos, Ricardo y Jeison, se convirtió en un reto dar lo mejor de sus conocimientos y experiencia para lograr que los turistas retornaran a sus hogares; los transportadores llegaran a su destino con las provisiones para abastecer al país y el eje cafetero reactivara su actividad comercial que por esta época del año es movida.

Consciente de su labor, Ricardo expresó, “para mí es un orgullo ser responsable del cuidado de la vida de los colombianos. Han sido días de trabajo en equipo, de madrugar, cumplir con horarios extendidos y cargar al hombro material para entregar en las mejores condiciones el corredor por donde transitan nuestros padres, hijos y los productos locales que impulsan la economía del país”.

Entre tanto, Juber Sandoval, operador múltiple, resaltó el esfuerzo y la dedicación de sus compañeros y con el entusiasmo que dejaba entrever, aseguró: “mi trabajo representa un granito de arena en la mitigación de la emergencia, porque soy el encargado de mover la ceniza volcánica con maquinaria pesada. Este oficio es mi pasión y me ayuda a salir adelante con mi madre e hijo”.

700 horas continúas de trabajo durante 50 días fueron la prueba del profesionalismo y compromiso de este equipo de 80 personas, que el pasado 28 de enero, tiempo record para el INVÍAS por la complejidad de la emergencia, abrieron la circulación por el corredor para todo tipo de tráfico durante las 24 horas del día.

Fotografía de trabajador del INVÍAS en la montaña junto a máquina de trabajo pesado.

La emoción de los viajeros fue evidente. Antes de dar paso, en la vía empezó a oírse una algarabía de pitos y bocinas, mientras que, del otro lado, el de los genios colaboradores, empezaron a cambiar los rostros de cansancio por sonrisas que delataron el orgullo y la satisfacción de cada uno de estos hombres y mujeres que demostraron su capacidad de respuesta, inteligencia y resiliencia.

Viajeros como Manuela Echavarría, turista, no pudo estar más feliz: “es estupendo tener la vía abierta de nuevo. Decidimos viajar al Quindío porque estoy de acuerdo en reactivar la economía y el turismo, teniendo en cuenta los protocolos de bioseguridad”. Javier Ariza, otro usuario de la vía, manifestó: “por fin pude viajar, es un plan que tenía desde hace un tiempo y, aunque tengo la opción de irme en avión, decidí disfrutar por tierra y conocer los sitios turísticos”.

Otro sector, los transportadores de carga, declararon su satisfacción con la apertura de la vía. Uno de ellos, Daniel Hernández, señaló que “es emocionante volver a ver este corredor funcionando como siempre, pero es importante decirles a todos los conductores que transiten con precaución, todos podemos hacer parte y manejar con cuidado”.

Una nueva victoria para el sector transporte que, bajo el liderazgo del Ministerio de Transporte, fue posible brindar a sus usuarios. Gracias al equipo humano que en cada uno de los proyectos que tienen el sello INVÍAS fortalecen los mecanismos de respuesta ante las situaciones que afectan las condiciones de la movilidad. Más que abrir caminos de concreto, el INVÍAS abre caminos al progreso, sueños y esperanzas, a la unión de las familias, velando por la protección de la vida de las personas que transitan por las vías de nuestro país.

Video Juber Sandoval - Operario de retroexcavadora

Ricardo Garcia, encargado de reportar movimientos en el Talud Bellavista

Video Testimonial