Navegación

Vía Espinal-La Chamba impulsa la productividad del Tolima

Noticias Destacadas
Tipografía

Uno de los principales beneficios que ha traído consigo la pavimentación y rehabilitación de 7,3 km de la vía Espinal – La Chamba, ejecutada por el Instituto Nacional de Vías, es que ha permitido que comercializadores de más de 70 países lleguen hasta allí interesados en comprar las artesanías que produce el 85% de la población, así lo aseguró con orgullo Luz Mariel Rodríguez, artesana de profesión.

“Nosotros como artesanos estamos felices. Antes la gente venía en temporadas y ahora lo hace todo el tiempo porque estamos a unos cuantos minutos de El Espinal, y llegan a comprar los productos que fabricamos aquí, expresó Mariel.

Pero para Albeiro Valdés, las razones para estar satisfechos son otras: “Ya no hay huecos, ni rizados, la suspensión de nuestros carros no sufre cuando salen de aquí. Ahora me va muy bien porque la movilidad mejoró” anotó este transportador.

Con ambos concuerda Eriberto Avilés, fiscal de la Junta de Acción Comunal de La Chamba para quien las mejoras viales que tuvieron inversiones por $ 8.397 millones “tiene contentos a todos en el pueblo, porque no solo mejoraron la señalización sino que ahora sí hicieron la vía transitable”.

En este proyecto, además de mejorar la vía, el Instituto benefició a la comunidad con la entrega de un Bioparque, una obra con participación comunitaria, donde se invirtieron $23 millones para la adecuación del parque infantil de la localidad, dotándolo de los elementos de recreación, arreglo del entorno e instalación de implementos de aseo, entre otros.

Lo importante de estos trabajos, destacó el Director General (e) del INVÍAS, Ernesto Correa Valderrama, es que con ellos hicimos posible un viejo anhelo de los habitantes de este corregimiento, “tener una vía óptimas condiciones para el desarrollo de sus actividades económicas y lúdicas”.